Elefantes, leones, tigres, rinocerontes, cebras, chimpancés, cocodrilos, pitones, avestruces, dromedarios, osos, etc. Una larga lista de animales sometidos y convertidos en marionetas para el entretenimiento humano.


ACTUACIONES ANTINATURALES:

Hacer equilibrios sobre pelotas, montar en bicicleta, conducir motos, cruzar aros de fuego, bailar, saltar, fumar, aguantarse sobre dos patas, levantarse, son parte de los números antinaturales que los animales en los circos deben interpretar después de un largo proceso de entrenamiento y de dominio hasta que se consigue anular su voluntad.

EL ENTRENAMIENTO:

Supone una agresión física y psicológica, a través de duras técnicas, en que se les fuerza a actuar de forma contraria a como lo harían en la naturaleza. Los distintos y constantes ensayos tienen como objetivo conseguir el absoluto control del animal, asustándolos y angustiándolos hasta conseguir anular su instinto natural y voluntad.

EL TRANSPORTE:

Constantes desplazamientos de un país a otro, bruscos cambios de temperatura y clima son otros de los factores que afectan de forma muy negativa a los animales. Las condiciones de transporte en camiones/jaula, de pocos e insuficientes metros cuadrados, imposibilitan el mínimo de confort siendo, además, el habitáculo permanente y obligatorio para especies como grandes felinos y osos.

CONSECUENCIAS DE LA EXPLOTACIÓN:

Se han dado numerosos casos de accidentes, en los circos, como consecuencia del maltrato y las malas condiciones de vida en que viven los animales. Estresados por el tipo de vida que llevan, totalmente opuesto al de su hábitat natural, pierden en ocasiones el control debido a la presencia del público, el volumen de música durante las actuaciones, el destello de los focos y la reclusión forzosa.

¡CIRCOS SÍ, PERO SIN ANIMALES!

El circo es un espectáculo que dispone de innumerables recursos humanos propios sin necesidad de someter al ridículo, maltrato o humillación a los animales. Así lo han entendido numerosos circos que con su arte y magia en torno a los payasos, acrobacias, malabarismos, etc. han conseguido los mayores éxitos y gran aceptación del público.

 

Ya se ha prohibido la participación de animales en circos en Austria, Bélgica, Holanda, Bulgaria, Estonia, Eslovenia, Finlandia, Chipre, Suecia, Portugal, República Checa, Hungría, Grecia, Dinamarca, Polonia, Reino Unido y Malta. Y en América Latina: México, Perú, Colombia, Ecuador, Costa Rica, Panamá, Uruguay, Paraguay, El Salvador y Bolivia.  


¿QUÉ PODES HACER?

Numerosos países y ciudades de todo el mundo han prohibido o restringido la presencia de animales en los circos.
Del público asistente depende, en parte, la continuidad de este maltrato y dominio de los animales.

También podes sumarte con tu firma  a la petición de CIRCOS SIN ANIMALES en ARGENTINA:  https://www.change.org/p/mauriciomacri-gabimichetti-circos-sin-animales-en-argentina


Colaborá concientizando y divulgando.