Diferentes organizaciones defensoras de los derechos de
los animales sostienen la importancia de evitar el uso de
pirotecnia. Su empleo genera taquicardia, temblores, falta
de aire, náuseas, aturdimiento, pérdida de control, miedo y
muerte.

Los perros suelen sentir temor y al huir pueden ser víctimas
de accidentes o perderse. Las aves manifiestan taquicardia
(aumento de la frecuencia cardíaca) que pueden causar la
muerte. Los felinos son curiosos y corren detrás de los
explosivos pudiendo ingerirlos, perder la vista o lesionarse.
Para los insectos y animales pequeños la pirotecnia es un
explosivo de gran tamaño para ellos y poco pueden hacer
para salvar su existencia.
Las consecuencias pueden ser biológicas o psíquicas para
todos los animales (humanos y no humanos) entre las que
se encuentran:

-Mordeduras: A sí mismos o cables (riesgo de
electrocución),
-Caídas: de techos, terrazas y balcones,
-Excitación, jadeo y nerviosismo.

Ellos no entienden qué causa ese ruido que algunos
entienden como “un festejo inofensivo”.
Los perros, al tener un nivel de audición cuatro veces
superior al de los humanos, padecen los fuegos artificiales
de manera profunda.

Días posteriores a la navidad y año nuevo los veterinarios
reciben perros que atraviesan puertas de vidrio o ventanas

por querer escapar, algunos se ahogan en las piletas
debido al estado de excitación.
Algunas consecuencias del uso de pirotecnia en los
caballos son gastritis, cólicos, diarrea, estrés. Su audición
es mucho mejor que su vista debido a las características de
sus orejas.

Cambios en el ambiente ayudan a que el problema se
agrave. Los animales que se estresan por el cambio
mediante alteraciones en la conducta (por ejemplo: no les
apetece comer).
Otras situaciones que suceden en esta época del año se
vinculan a la crueldad animal. Algunas personas arrojan o
colocan petardos en la boca de los animales generando
lesiones que pueden causarles un daño irreparable y
mucho dolor. También hay reportes sobre las alteraciones
en reptiles y animales que se encuentran abajo del agua
(delfines, ballenas, etc.).

En algunas ciudades de la República Argentina el uso de
pirotecnia está prohibido por ley. Por lo tanto, puede ser
denunciado.
Todos podemos hacer algo para que estas fiestas las
disfrutemos en paz. Aquí algunas recomendaciones:
-Prevención. Evitar su uso y denunciar en los
municipios que está prohibida su venta,
comercialización y distribución.
-Dar refugio a los animales comunitarios. Para evitar
accidentes que pueden comprometer su vida.
-Perros y gatos con hogar. Colocar collar con chapita
y evitar paseos en los horarios de utilización de
fuegos artificiales.
-Evitar dejar a las mascotas solas en el hogar.

-Preparar sitios especiales que aíslen a los animales
(humanos y no humanos) del ruido.
-Consultar otras medidas con los profesionales
veterinarios.

Pasemos unas felices fiestas en paz, sin pirotecnia. Los
animales son parte de nuestro mundo, merecen respeto y
protección.
Amor, respeto e igualdad para las festividades.

Más información en:

https://www.infobae.com/sociedad/2018/09/20/pirotecnia-cero-que-dice-el-nuevo-proyecto-de-ley-que-busca-prohibirla/

 

https://www.infobae.com/sociedad/2019/12/16/una-perra-murio-abrazada-a-su-dueno-mientras-sufria-por-la-pirotecnia/