En la Argentina, los incendios forestales se producen en las diferentes regiones y provincias de acuerdo con la época del año. Entre los meses de diciembre a marzo las provincias del sur tienen un elevado riesgo de incendios forestales. Desde el mes de octubre hasta marzo, las provincias de Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Chaco y Buenos Aires son las que cuentan con mayor riesgo de este tipo de incendios. Para las provincias de Córdoba, Catamarca, La Rioja, Mendoza, San Luis, Santa Fe, Santiago del Estero, Tucumán y todo el norte del país, el riesgo comienza con las primeras heladas de mayo y se extiende hasta el mes de noviembre.

El fuego desempeña una función importante para mantener la salud de ciertos ecosistemas, pero, a causa de los cambios climáticos y del uso (y abuso) humano, se ha convertido en una amenaza para la biodiversidad.
Los incendios forestales tienen muchas repercusiones sobre la diversidad biológica. A escala mundial, son una fuente importante de emisión de carbono, contribuyendo al calentamiento mundial que podría modificar el modo en que la vida se desarrolla en nuestro planeta.

En los planos regional y local, modifican el volumen de biomasa, alteran el ciclo hidrológico con consecuencias sobre sistemas marinos como los arrecifes de coral e influyen en el comportamiento de las especies vegetales y animales. El humo procedente de los incendios puede reducir notablemente la actividad fotosintética y perjudicar la salud de los seres humanos y de los animales.

Uno de los efectos ecológicos más importantes de los incendios es la mayor probabilidad de nuevos episodios del mismo tipo en los años subsiguientes. Al caer los árboles, la luz del sol reseca el bosque y se produce una acumulación de combustible con un aumento de especies vegetales susceptibles a los incendios (ejemplo: las herbáceas inflamables).

La consecuencia en la reiteración de eventos que involucran al fuego se constituye como un factor más para el empobrecimiento de la biodiversidad en los ecosistemas.
En aquellos bosques donde el fuego no es un mecanismo de alteración natural su presencia tiene efectos devastadores sobre las especies forestales de vertebrados e invertebrados, no sólo porque les causa la muerte directa, sino también porque provoca efectos indirectos más duraderos como estrés y desaparición de hábitats, territorios, cobijo y alimento. La desaparición de organismos de gran importancia para los ecosistemas forestales puede retardar de forma muy significativa el índice de recuperación del lugar.
 
Los incendios provocan el desplazamiento de aves y mamíferos, situación que modifica el equilibrio local y pérdida de vida silvestre, dado que los ejemplares desplazados no tienen lugar al que dirigirse.

¿Qué pasa en la provincia de Córdoba?

En los primeros días de agosto del 2020, seis dotaciones de bomberos combatieron un
incendio en la zona del municipio de San Esteban, en el Valle de Punilla de Córdoba.

El director de Defensa Civil de la Provincia, Diego Concha, manifestaba “se queman pastizales y monte”. Las dotaciones afectadas fueron los cuarteles de bomberos de Capilla del Monte, Los Cocos, La Cumbre, Villa Giardino, La Falda y Valle Hermoso.
Concha señaló que se prevén condiciones meteorológicas adversas -calor, viento norte y poca humedad- en los próximos días, por lo que pidió precaución a la población ante el riesgo alto de que se produzcan nuevos incendios.

Los bomberos voluntarios lograron contener otros cuatro focos de incendios forestales en distintos puntos de Córdoba. Tuvieron lugar en José de la Quintana, Salsacate, Copina y El Manzano.

Respecto a las causas que iniciaron las llamas, comentó que en el caso de Copina habría comenzado por una falla en una moto guadaña de una persona que estaba realizando tareas de desmalezamiento.

Los fuertes vientos, la temperatura elevada y la sequía elevan el riesgo de incendios en la provincia, por lo que permanece en "alerta máxima" el personal de todos los cuarteles de bomberos voluntarios de la provincia, del Plan Provincial de Manejo del Fuego, Defensa Civil y de la Secretaría de Gestión de Riesgo Climático, Catástrofes y Protección Civil.

El riesgo de incendio es extremo por las temperaturas elevadas, bajo porcentaje de humedad  y fuertes vientos.

Los árboles y su contribución al ambiente

El Día Internacional de los Bosques se conmemora anualmente el 21 de marzo como una forma de concientizar a la población sobre la importancia del cuidado de los bosques y la incidencia significativa que tienen en la preservación del medio ambiente y la vida de las especies.

Esta fecha, establecida por la Organización de Naciones Unidas (ONU) desde el año 2013, tiene como objetivo destacar el papel preponderante que tiene el cuidado forestal en la sostenibilidad medioambiental y la seguridad alimentaria. Indispensable para las generaciones presentes y futuras, así como para el desarrollo sostenible de las comunidades, los ecosistemas boscosos representan el 31% de la superficie terrestre y son un eslabón importante en la producción de alimentos, combustibles y viviendas, entre otros.

Los bosques juegan un papel fundamental como fuente de energía en la vida de millones de personas en el mundo y albergan a más del 80% de las especies vegetales y animales del planeta. De acuerdo con publicaciones de la ONU, una mayor inversión en innovación tecnológica y en la gestión sostenible de los bosques es un factor clave para incrementar el papel de los ecosistemas como fuente principal de energía renovable en cumplimiento de diversos Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El Programa Gestión de Riesgos es desarrollado por Fundación Bomberos de Argentina y el Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina tiene por objetivo reducir los riesgos por acciones humanas colaborando con la creación de conciencia para la formación de sociedades resilientes.

ONG´s como ReforestArg proponen generar comunidad a través de plantaciones colectivas, alianzas con productores locales y conservación de bosques nativos. En su sitio informa sobre la importancia de plantar árboles proponiendo diferentes acciones para salvaguardar bosque.

La prevención comienza por un uso responsable de los espacios al aire libre. Algunas
recomendaciones son:
– Evitar fumar y arrojar fósforos, colillas o botellas rotas en el suelo ya que pueden ser
un medio para generar fuego por la intensidad del sol.
– No arrojar basura en el campo, especialmente botellas y trozos de vidrio, porque
actúan como un incentivo a la producción del fuego.
– Ante la presencia de un incendio forestal se debe avisar de inmediato a los bomberos:
Una columna de humo significa la posibilidad de un incendio.
– Apoyar el trabajo de los Bomberos Voluntarios en las diferentes jurisdicciones del país.

Seamos conscientes de lo que le estamos o está pasando con nuestro hermoso ecosistema ¡No destruyamos el hogar de nuestros hermosos animales ni el nuestro!

Referencias
Cadena 3. Bomberos combaten un incendio en la zona de San Esteban.
https://www.cadena3.com/noticia/informados-al-regreso/bomberos-combaten-un-incendio-en-la-zona-de-san-esteban_266767
ReforestArg https://www.reforestarg.org.ar/
Fundación Bomberos Argentina. Día Internacional de los bosques: consejos para prevenir incendios forestales. https://www.fundacionbomberos.org.ar/noticias/dia-internacional-los-bosques-consejos-prevenir-incendios-forestales
 

[Redacción: ​Josefina Real de Azua, Voluntaria del Santuario El Paraíso de los Animales]