A quien no le gusta tener un integrante de la familia de cuatro patas, para darle amor, jugar, compartir hermosos momentos juntos y millones de cosas más?.

Pero a la hora de tomar la decisión de elegir a nuestro compañerito de cuatro patas, en que te fijas? Tenemos dos “opciones” o forma parte de nuestra familia un perro o gato de “raza”, salido de un criadero donde, lamentablemente, es un sistema donde las perras y gatos, más que nada, son explotadas con un fin económico.

O la otra opción, seria rescatar a un perrito o gatito de la calle o acercarnos a un refugio donde tenes millones de opciones de animales que necesitan una familia para que los llenen de amor y ellos a esa familia.

Entonces, que hacemos?

 

Qué diferencia hay entre comprar y adoptar?

La gran diferencia entre la compra y la adopción de mascotas es que en que la venta de animales en tiendas y criaderos tiene como principal objetivo el obtener un beneficio económico y en las protectoras de animales el fin principal es poner fin al abandono animal y encontrar un hogar para todos los animales que no tienen una familia que les de su cariño.

La mayoría de los animales vendidos en criaderos fueron criados en “fábricas” de crianza donde fueron hacinados en minúsculas y mugrientas jaulas o contenedores. Estas fábricas producen animales en masa como si fueran productos y a menudo ignoran sus necesidades básicas. Muchos son enviados a tiendas de mascotas dentro de estrechos contenedores y llegan desnutridos, enfermos o lastimados. Los animales muertos o agonizantes son considerados parte del costo del negocio.

Afortunadamente las personas cada vez están más concientizadas con el problema que supone el abandono de animales y son más los que se deciden a adoptar una mascota en lugar de comprarla.

A la hora de adoptar un animal, en la protectora se aseguran de que dicha mascota pasará a ser miembro de una familia que lo tratará como uno más y le brindará todo su cariño. En cambio, en muchas tiendas o mismo en los criaderos, simplemente se preocupan de vender el animal y si es posible meter en el “paquete”, el alimento, la cama y todos los accesorios posibles para engordar la factura.

Todos los refugios de animales abandonados suelen estar desbordados y no disponen de muchas ayudas económicas, por lo que, si nos decidimos por adoptar una mascota, estaremos realizando una labor social, ayudando a poner fin al abandono de animales, no estaremos colaborando con el negocio de los criaderos de mascotas y lo más importante, estaremos dando una segunda oportunidad a un animal que lo necesita.

Muchos de los casos de abandono que llegan a las protectoras de animales, además son casos de maltrato, algunos de extrema gravedad y en la propia protectora se encargan de recuperar a ese animal tanto física como psicológicamente para que pueda ser integrado en una familia que esté dispuesta a otorgarle una vida plenamente feliz.

 

Los animales que son adoptados están acostumbrados a tratar con las personas y con más animales, son mucho más agradecidos puesto que les estamos brindando una segunda oportunidad y están recibiendo un trato al que no están acostumbrados.

Si sos de las personas que prefieren una raza en concreto, también puedes adoptar, ya que en los refugios de animales también podemos encontrar perros de raza, algo que al final no importa porque todos van a dar el mismo cariño, sean de raza o mestizos. También podemos encontrar perros de todas las edades, tanto cachorros como adultos o ancianos y dependiendo de cómo sea nuestro ritmo de vida, la edad de nuestra mascota puede influir a la hora de encajar mejor en nuestro hogar. Si por ejemplo nos gusta salir a correr, un perro joven o adulto puede ser un buen acompañante, pero si por el contrario nos gusta más la tranquilidad, quizás un perro anciano sea la mejor compañía.

 

Que se puede hacer?

 

No existe un criadero «responsable». La gente que cría y vende animales suman al problema de sobrepoblación, y no deberías apoyarlos. Cuanto más animales son traídos al mundo, les quitan hogares a los animales que esperan en refugios. Cualquier tipo de animal que busques – perros y gatos de todas las edades y razas e incluso ratones, conejos, cobayos y reptiles – pueden encontrarse en refugios de animales, esperando justamente ser adoptados para darte todo su amor y gratitud.

A menudo, los refugios llevarán a animales adoptables a eventos fuera del sitio de adopción y a otros lugares para tener más exposición. Si te entristece ver a todos los animales en un refugio, tengan en cuenta que los hace felices ver personas e interactuar con ellas, por lo que deberías considerar ir a visitarlos o hacer voluntariado.

 

Ahora sabiendo lo que es el mundo de los criaderos y las tiendas de mascotas, queres seguir apoyándolas? O preferís darle una mano a los refugios de tu ciudad que tienen hermosos animales para ser parte de tu familia?

 

Seamos mas conscientes, los animales que sufrieron en la calle o fueron abandonados y maltratados también merecen amor!

 

 

[Redacción: Josefina Real de Azua, Voluntaria del Santuario El Paraíso de los Animales]