El agua es un recurso natural compuesto por moléculas de hidrógeno y oxígeno, que es indispensable para la vida. Es un bien considerado como el oro líquido del planeta y que hace posible que todas las especies terrestres continúen creciendo y desarrollándose cada día.

De ahí la importancia de evitar su despilfarro. Es un recurso limitado, todo lo contrario de lo que piensan muchas personas. En este sentido, hace falta una mayor toma de conciencia para su preservación, porque si algún día llegara a escasear, traería consecuencias irreversibles para la humanidad.

El agua es un derecho fundamental para la preservación de la vida en todas sus formas. Considerada como un derecho humano, este valioso e indispensable recurso natural, no llega de forma segura a un gran número de personas en distintos países, sobre todo a los más pobres, donde el agua potable no es accesible.

El Día Mundial del Agua se celebra cada 22 de marzo para recordar la relevancia de este líquido esencial. A pesar de que todas las actividades sociales y económicas dependen en gran medida del abastecimiento de agua dulce y de su calidad, 2 200 millones de personas viven sin acceso a agua potable.

En cuanto a su distribución, cubre unas ¾ partes de la corteza terrestre, en el que un 97,5% es agua salada y el 2,5% restante es agua dulce. El agua salada se encuentra en los mares y océanos de nuestro planeta. En cuanto al agua dulce, se reparte en un 1,74% en glaciares y casquetes polares; en un 1,72% en glaciares continentales y el 0,4% restante está repartido entre los embalses, ríos, lagos, atmósfera, humedad del suelo y en el cuerpo de los seres vivos.

Hay que puntualizar que el agua es un recurso renovable pero limitado. ¿Entonces a qué se debe? Hay varias razones.

1)Una de las razones es que a simple vista parece que tenemos acceso a una gran cantidad agua, pero lo cierto es que la gran mayoría no es potable, es decir, no es apta para el consumo. Es importante saber que tan solo el 0’025% del agua de la Tierra es potable.

2)La segunda razón es que toda la población del mundo no tiene el mismo acceso a este recurso, como por ejemplo, los países del tercer mundo, los cuales tienen más problemas para acceder a este bien. A esto, cabe añadir que tres de cada diez personas (unas 2100 millones) no tienen acceso directo a fuentes de agua potable.

3)Otra de las razones que no debemos pasar por alto es que debido al cambio climático, hay precipitaciones más irregulares. Este hecho, sumado al uso excesivo del agua, hace que sea un bien escaso. Es necesario saber que dejar un grifo goteando puede llegar a desperdiciar más de 75 litros por día.

Tampoco debemos olvidar que también se vierten residuos al agua, por lo que se contamina y no es posible su utilización. ¿Sabías qué se pueden contaminar hasta 2,8 millones de litros de agua con 4 litros de petróleo?.

Hay datos que son necesarios conocer y que deberían preocuparnos. Según datos de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) y la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), para el año 2030 la población mundial habitará en regiones con escasez de agua. Además se estima que para 2025 la población se multiplique por cuatro, y por tanto, este crecimiento hará que el consumo de agua se multiplique por ocho.

En definitiva, si no queremos vernos de aquí a unos años con graves problemas de abastecimiento de agua, debemos empezar a concienciarnos y a hacer un uso razonable de esta, y así conseguir aminorar este grave problema de escasez que ya estamos viviendo desde hace años.

Esta celebración tiene por objetivo concienciar acerca de la crisis mundial del agua y la necesidad de buscar medidas para abordarla de manera que alcancemos el Objetivo de Desarrollo Sostenible No 6: Agua y saneamiento para todos antes de 2030.

Hoy en día, el agua está muy amenazada por el crecimiento de la población, las crecientes demandas de la agricultura y la industria, y el empeoramiento de los impactos del cambio climático. Mientras las sociedades equilibran las demandas de recursos hídricos, los intereses de muchas personas no se tienen en cuenta.

Este año el Día Mundial del Agua trata de lo que significa el agua para las personas, su verdadero valor y cómo podemos proteger mejor este recurso vital. La forma en que valoramos el agua determina cómo se gestiona y se comparte. El valor del agua es mucho más que su precio: el agua tiene un valor enorme y complejo para nuestros hogares, la cultura, la salud, la educación, la economía y la integridad de nuestro entorno natural. Si pasamos por alto alguno de estos valores, corremos el riesgo de gestionar mal este recurso finito e insustituible.

La idea de celebrar este día internacional se remonta a 1992, año en el que tuvo lugar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Río de Janeiro y en la que emanó la propuesta. Ese mismo año, la Asamblea General adoptó la resolución por la que el 22 de marzo de cada año fue declarado Día Mundial del Agua, siendo 1993 el primer año de celebración.

A esta celebración del Día se añadirían posteriormente eventos anuales específicos en torno al agua (por ejemplo, el Año Internacional de Cooperación en la Esfera del Agua 2013) e incluso decenios de acción (como es el caso del actual Decenio “Agua para el Desarrollo Sostenible”, 2018-2028). Todo ello no hace sino reafirmar que las medidas hídricas y de saneamiento son clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental.

El Día Mundial del Agua es una fecha oportuna para que todos, de manera individual o colectiva empecemos, a partir de hoy, a cuidar, valorar y racionar el agua que utilizamos en nuestras múltiples actividades diarias.

Es mucho lo que podemos hacer desde nuestra casa, comunidad o cualquier área donde nos desenvolvamos. Empecemos por educar a nuestros niños, para que sean los guardianes y protectores del agua, de la cual se beneficiarán en el futuro, si aprenden a cuidarla y racionarla de la forma correcta.

Nuestro aporte, también es fundamental. Por esto te invitamos a crear conciencia valiéndote de las distintas redes sociales con una opinión, idea o sugerencia sobre este interesante tema a través del hashtag #DíaMundialdelAgua.

 

Ahora sabiendo todo esto, que vas a hacer vos por este recurso tan importante para todos?

 

 

[Redacción: Josefina Real de Azua, Voluntaria del Santuario El Paraíso de los Animales]